Ideas Imprescindibles Koldo Saratxaga educacion

La educación a examen, por Koldo Saratxaga

Ideas Imprescindibles Koldo Saratxaga educacionAnte la crisis global actual han saltado las alarmas del sistema en busca de soluciones. Muchas miradas se concentran en la educación como un pilar fundamental para adaptarnos a un nuevo paradigma en constante cambio. Koldo Saratxaga, presidente de K2K emocionando y uno de nuestros imprescindibles, considera que “la educación es la clave de un país. Hay que pasar a un modelo que desarrolle la imaginación y la intuición. Un modelo más cercano al concepto de que cada persona es diferente, cada persona es ese diamante único. Bajo esta idea podemos potenciar personas con pasión, que conecten emocionalmente con lo que hacen”. En una entrevista concedida a www.eldiario.es, Koldo analiza la situación del modelo educativo actual. «Estamos haciendo jóvenes mercenarios porque les educamos en que todo es a cambio de algo», afirma. Y es que para este gurú del cooperativismo vasco necesitamos cambiar «competir», el verbo fundamental para nuestro sistema, por «compartir». Con la crisis han salido a flote las carencias de nuestra sociedad, una sociedad que «necesita de ciudadanos maduros, donde se supere este déficit de ordenes jerárquicos, y se genere una libertad fraternal en la que ni se impone, ni se delega; se participa”.

Podéis leer la entrevista completa haciendo click aquí.

A continuación os dejamos la conferencia de Koldo Saratxaga que celebramos desde Ideas Imprescindibles:

 

Blog-Ideas-Imprescindibles-golondrinas

Nos estamos quedando sin ellas

Blog Ideas Imprescindibles golondrinasEste espectáculo delicioso sucedía en el techo de mi garaje cada primavera. Listas de manual escogían la parte más alta, el rincón que las mantenía a resguardo de la tormenta que, sí o sí, caería en Agosto, y el más discreto de miradas – la otra esquina era visible según abrías la cancela del jardín -. No me importaba que dejaran suelo, persianas y paredes como un estercolero. El milagro de la vida bien merece unos cuantos fregoteos y barridos extras. A veces no podía resistir la tentación de ver sus ‘piquitos’ abiertos como un buzón a la espera del bocado que la madre depositaría en ellos como la carta más bella de amor. Entonces me hacía con la escalera del trastero y subía los peldaños uno a uno, cauta, para no levantar sospechas. Inútil esfuerzo. La madre aparecía súbitamente de a saber dónde, como loca, chillando y dando vueltas a gran velocidad, era una montaña rusa sin control, planeaba sobre mi cabeza y sentía que me la agujeraría a picotazos. Pero yo ya había conseguido ese pedacito de milagro para el recuerdo. Eh, pequeñas…

SEO Birdlife declaró la golondrina Ave del año 2014, pues sorprendente como parezca su población ha descendido en España un 30% en la última década, dato para la mayoría desconocido. No te pierdas el hermoso vídeo de esta ave que puebla nuestro paisaje cotidiano, del peligro y efecto devastador en el ecosistema que supondría su desaparición. Las golondrinas, como cantaba Serrat, son esas pequeñas cosas, que nos dejó un tiempo de rosas.
 

Por: Violeta Iglesias Alonso.
 
 

Ideas Imprescindibles Conferencia Miriam Subirana

Miriam Subirana, una voz, una mirada y un impulso

Ideas Imprescindibles Conferencia Miriam SubiranaAyer celebramos nuestra decimotercera conferencia de Ideas Imprescindibles y tuvimos la suerte de contar para la ocasión con Miriam Subirana. El título de su conferencia encubría un desafío: ¿Quién manda en tu vida?

Miriam Subirana es una mujer poliédrica, es coach, escritora, artista y formadora en Indagación Apreciativa. Además, es una experta en meditación y su voz irradia coraje e ilusión. Su poder de convocatoria quedó de manifiesto al observar el aforo. A pesar de la intensa granizada caída ayer en Madrid casi trescientas personas llenaban el auditorio del Caixaforum Madrid.

La magia de Miriam Subirana conectó de inmediato con los asistentes mientras su voz envolvía la sala como un dulce manto de serenidad. Sus palabras, adornadas con su suave acento catalán, hablaban de sufrimiento, de alegría, de generosidad, de tristeza, de aceptación, pero sobre todo de creatividad. La creatividad como herramienta para combatir la rutina, el desasosiego y la desesperanza. La creatividad como el camino más productivo hacia la fortaleza y el autoconocimiento.

Al final de la conferencia Miriam Subirana dirigió una meditación guiada que relajó el ruido de nuestras mentes y que sin duda conectó a muchos asistentes con lo que ella suele llamar nuestro núcleo positivo.

Las palabras de Miriam Subirana son una tentación irresistible para todas las mentes inquietas y nos marcan el camino para centrar nuestra energía en aquello que nos hace sentirnos libres y útiles, en aquello que enaltece nuestra vida.

El mensaje de Miriam Subirana es una invitación al cambio, un impulso para perseguir nuestros sueños, una llamada a la acción.

Gracias, Miriam, por regalarnos tu voz y tu mirada y por impulsarnos hacia un futuro donde, por encima de la ira, la tristeza o el rencor, nosotros seamos los auténticos dueños de nuestras vidas.

Conferencia Miriam Subirana Indagación Apreciativa

conferencia Miriam Subirana Indagación Apreciativa

conferencia Miriam Subirana Indagación Apreciativa

conferencia Miriam Subirana Indagación Apreciativa

 

 

Ideas Imprescindibles ecologia emocional

Ecología Emocional: un nuevo horizonte para la gestión sostenible de nuestras emociones

Ideas Imprescindibles ecologia emocionalEl deshielo del polo norte, el calentamiento de la Tierra, la capa de ozono, las energías contaminantes y la sobrexplotación de los recursos naturales son fenómenos que oímos a diario en los medios de comunicación. Lamentablemente, la crisis medioambiental es un hecho por todos conocida; ahora bien, lo que quizás no se conozca tanto sea la aplicabilidad y los paralelismos que se pueden establecer entre estos términos y la vida emocional de cada uno de nosotros.

El medio ambiente tiene mucho más que ver con nosotros de lo que podemos pensar a primera vista. No sólo porque con nuestro consumimos exasperado y nuestros estilos de vida estemos provocando tales desastres naturales, sino sobre todo, porque el mundo que habitamos y destruimos refleja lo que nos está pasando en nuestro interior, nos habla de cómo nos tratamos también a nosotros mismos.

Si entendemos nuestro bienestar emocional como un ecosistema que está conectado en mutua interacción con los demás y con el mundo que nos rodea, no será difícil empezar a ver las similitudes y equivalencias entre uno y otro terreno. Así lo plantean Mercè Conangla y Jaume Soler, creadores del término Ecología Emocional, un concepto que se está extendiendo como la pólvora en los últimos años y se está aplicando con gran éxito en innumerables ámbitos, como el desarrollo personal, la educación, la salud o la organización empresarial, por citar sólo algunos de ellos.

Pero, ¿qué es exactamente la Ecología Emocional? Tal y como sus autores la definen, se trata del arte de gestionar nuestras emociones y sentimientos de forma que su energía promueva conductas que aumenten nuestro equilibrio personal, favorezcan nuestra capacidad de adaptación, la mejora de nuestras relaciones y el respeto y cuidado de nuestro mundo. Dos valores están profundamente unidos a este planteamiento: la responsabilidad y la conciencia del impacto emocional global, pues la gestión de las propias emociones no se puede delegar a otras personas.

Si bien no nos podemos responsabilizar de lo que sentimos en la mayoría de las situaciones, si somos responsables y nos tenemos que hacer cargo de lo que hacemos con aquello que nos pasa y de las consecuencias que de ello se derivan. Así, debemos reciclar nuestros residuos emocionales a diario, de lo contrario, corremos el riesgo de utilizar a quienes nos rodean como contenedores para volcar nuestra tensión y toxicidad no procesada.

 

Podéis leer el artículo completo en el segundo número de nuestra revista digital gratuita, haciendo clic aquí.

Por Diego Albarracín y Ana López / Centro Abierto

Gran Cañón Planeta rojo Marte

Planeta rojo

Reportaje Gran Cañón Estados Unidos

De norte a sur, de este a oeste, todo era rojo. Profundas grietas se extendían por los cuatro costados hasta el fin del horizonte. Como si un devastador terremoto hubiera resquebrajado súbitamente la tierra formando infinitos brazos con escarpados desfiladeros. Mi vista no se cansaba de examinar cada “cráter” como si la mente no se creyera ese paisaje de ciencia ficción que ni siquiera la imaginación había soñado. Solo el sonido del viento rompía el silencio absoluto que reinaba en ese abismo marciano. Estaba en lo alto del Gran Cañón.

¿Y si pudiéramos viajar a Marte sin salir de La Tierra? Es lo primero que pensé al llegar a la gran garganta excavada por el río Colorado en Arizona (Estados Unidos). Una maravilla de la naturaleza que te transporta a otro planeta, demasiado diferente para ser del nuestro. Imagino que esa misma impresión se llevaría la primera expedición española comandada por el explorador García López de Cárdenas al contemplar los gigantescos precipicios.

Era el año 1540 y el viaje de exploración iba en busca de las míticas siete ciudades de oro del reino de Cíbola. Sin embargo, encontraron algo mucho más extraordinario, un desfiladero fascinante, lugar sagrado para la tribu de los indios Hopi. Según su mitología fue creado por los relámpagos lanzados por dos dioses guerreros, Pokanghoya y Polongahoya. Así emergió lo que ellos consideran como su “Cuarta existencia”, de manera que el cañón es su lugar de origen.

Podéis leer el artículo completo en el segundo número de nuestra revista digital gratuita, haciendo clic aquí.

Por Olmo Rodríguez.

querer a un animal

Querer a un animal

espiritualidad vida interior

Sobre el interior y el exterior

Ideas Imprescindibles interior y exteriorDurante siglos, los grandes pensadores y los líderes religiosos de diferentes confesiones han estado diciendo, básicamente lo mismo respecto a la felicidad. Pero aunque lo hubieran estado gritando, la mayoría de nosotros seguiría sin aceptarlo o , al menos, recordarlo. La verdadera pasión y, por tanto, la felicidad, consiste en encontrar satisfacción dentro de uno mismo. Todas las propiedades del mundo no bastan para darle a nadie la felicidad que algunas personas, que prácticamente no tienen nada, poseen en su interior.

El yo espiritual es el elemento más importante para tener una vida gratificante una vez que nuestras necesidades básicas han sido satisfechas. Sin embargo, acostumbra a ser descuidado, ignorado o negado por la gente, debido fundamentalmente a que las sociedades están demasiado orientadas al materialismo. Son muchas las personas que buscan algo externo para llenar ese vacío que sólo puede llenarse desarrollando un mundo interior rico. Las sociedades nos enseñan, desde niños, a valorar las cosas materiales y a ignorar los recursos interiores intangibles que todos los seres humanos poseemos.

La gente que no tiene una vida interior rica es esclava de sus posesiones y de su entorno. No quieren ni mirar ni buscar dentro de ellos mismos. Por mucho éxito externo que se haya conseguido, si no somos capaces de gestionar nuestra vida interior nos sentiremos vacíos y no realizados.

El yo espiritual se alcanza a través de unos niveles más altos de consciencia que los utilizados en el trabajo, el entretenimiento o en el deporte. La gestión de nuestras partes privadas y solitarias de nuestras vidas harán que nuestra vida social sea mucho más fácil porque no dependeremos tanto de la gente. Dedicarnos a nuestra vida interior y a la voz que nos suena dentro de nosotros nos proporciona una fuerza y una confianza que no existe en el mundo exterior.

 

Podéis leer el artículo completo en el segundo número de nuestra revista digital gratuita, haciendo clic aquí.

Por Ignacio Pi Corrales.

Ideas Imprescindibles creatividad perdida

En busca de la creatividad perdida

Ideas Imprescindibles creatividad perdidaCarmen se ha levantado a las siete y media. Ultimar el disfraz de Mateo para la fiesta del colegio le ha arrebatado varias horas de sueño y deberá dedicar más tiempo al maquillaje. Se acaba de duchar y se encuentra frente al armario eligiendo ropa. El vestido azul sería una buena elección, si no fuera porque está en la lavadora. Los vaqueros resultan muy cómodos pero también demasiado informales, a las once debe presentar un informe a la junta directiva. El vestido negro combinado con la chaqueta burdeos puede ser una opción adecuada. Mientras se adentra en el complejo proceso de la elección de sus zapatos, recuerda que tiene cita con el ginecólogo a las cinco y que el coche sigue en el taller. ¿Cuál era la estación de Metro más cercana? Mañana es el cumpleaños de su madre y aún no ha comprado un regalo. “Otra vez un ramo de flores puede reflejar que no me he esmerado mucho”, piensa.

La mayor parte de nuestro tiempo lo dedicamos a resolver problemas que requieren una solución creativa. Estos retos exigen a nuestro cerebro pensar de forma divergente, es decir, partiendo de un enunciado debemos plantear numerosas alternativas para seleccionar la que resuelve el problema de la manera más sencilla y eficaz.

Sin embargo, desde pequeños, aprendemos a pensar de forma convergente, en otras palabras, nuestros padres y educadores nos obligan a encontrar, partiendo de un enunciado, la única respuesta que soluciona ese problema. En el pensamiento convergente sólo existe una respuesta correcta, no hay dos ni tres. O aciertas o estás equivocado. O lo haces bien o lo haces mal. En el pensamiento divergente existen infinitas respuestas, infinitas posibilidades, y no se trata de acertar sino de crear, imaginar, construir. Y el resultado no se mide por un acierto o un error, sino por la originalidad de las respuestas.

El agitado despertar de Carmen demuestra que la creatividad no es patrimonio de un puñado de elegidos. Todos somos creativos. La creatividad es un rasgo natural de nuestra genética, un componente esencial de nuestro ADN. Basta entregar a un niño una hoja en blanco y unos lápices de colores y esperar. En unos minutos la hoja se habrá llenado de imágenes y el niño habrá creado de la nada un mundo de colores y formas. Parece magia. Pero no lo es.

¿Por qué dejamos de ser creativos? 

La creatividad es una habilidad inherente a la condición humana. Crear es un acto propio de nuestra naturaleza. Sin embargo, a medida que maduramos y que nuestras vidas progresan nuestra facultad de crear se diluye y caemos en la rutina y la previsibilidad. ¿Pero a qué se debe que perdamos esa fabulosa capacidad para crear? Las razones son diversas, pero entre los inhibidores que erosionan la creatividad destaca la nefasta influencia de nuestro sistema educativo.

El sistema educativo occidental se basa en el conocimiento a través de la memorización. Durante nuestro período de aprendizaje almacenamos datos referentes al funcionamiento de las matemáticas, las leyes de la física, la geografía, la historia o las ciencias naturales. En todos estos casos existen marcos de referencia que determinan si nuestros conocimientos son correctos, suficientes o insuficientes. Durante este proceso el niño se va despojando paulatinamente de su innata habilidad para sugerir alternativas y posibilidades y va interiorizando modelos, métodos y certezas que en la mayoría de las ocasiones ni entiende ni comparte.

Ken Robinson, educador, escritor y conferenciante británico y uno de los expertos en creatividad más reconocidos del mundo, asegura que las escuelas matan la creatividad. En sus conferencias, libros y artículos Ken Robinson insiste en la idea de que las escuelas premian a los alumnos que están callados y toman apuntes y sin embargo castigan a los alumnos que arriesgan y se equivocan. A la larga este sistema genera ciudadanos obedientes, sumisos y adaptados, que rara vez disfrutan con sus trabajos y que malgastan sus vidas realizando labores que no les interesan. Tras quince o veinte años de educación represiva los jóvenes están preparados para formar parte de una sociedad llena de ciudadanos grises, mediocres, resignados y poco participativos.

En conclusión, las consecuencias de anular la creatividad en las escuelas son devastadoras para el individuo y para la colectividad.

 

Ken Robinson / Las escuelas matan la creatividad:

¿Podemos recuperar la creatividad?

Recuperar la creatividad no sólo es posible sino que se antoja necesario. Las profundas transformaciones que debe acometer nuestra sociedad requieren el talento de mentes libres y creativas. La reconquista de la creatividad es un objetivo prioritario para toda sociedad en crisis. El mundo necesita nuevas ideas, nuevos caminos, nuevas ideologías.

¿Pero por dónde empezar?

 

Podéis leer el artículo completo en el segundo número de nuestra revista digital gratuita, haciendo clic aquí.

Por Jesús Vázquez.

Miriam Subirana tus decisiones crean tu realidad

Tus decisiones crean tu realidad

Miriam Subirana tus decisiones crean tu realidad

A lo largo del día tomas muchas decisiones. Algunas te incumben a ti, son pequeñas y no tienen aparentemente mucha trascendencia. Por ejemplo qué camisa o qué zapatos te vas a poner. Otras decisiones influyen o repercuten en otras personas. Otras cambian el rumbo de tu viaje por la vida. Con cada decisión que tomas y aplicas vas creando tu realidad presente y construyendo tu futuro.

Por ejemplo, tuviste un accidente porque decidiste cruzar la calle esa noche, en ese momento y en ese lugar. Resbalaste y te torciste el pie porque mientras andabas tu mente estaba en otro sitio y tu visión distraída. Además, ese día habías decidido ir con sandalias y no con los zapatos que protegen tus pies.

Puede ser difícil de aceptar, pero lo cierto es que con nuestras decisiones creamos nuestra realidad y nuestro destino. Somos responsables de la realidad qué vivimos y de cómo la vivimos.

Algunas decisiones implican un cambio importante de realidad, cómo cuando la oruga inicia la creación del capullo y se mete en él, su realidad cambia hasta el punto de cambiar de forma: vive la metamorfosis. Si la oruga simplemente decide cambiar de hoja sobre la que posarse a comer, aplica un pequeño cambio de lugar sin realmente transformarse. Sigue realizando la misma actividad.

Hay terapias que te llevan a cambiar tus muebles interiores de sitio, quizá te sientes más cómodo con esos cambios, pero sigues con los mismos muebles. Es mantenerse como la oruga que simplemente cambió de hoja sobre la que posarse. Aún no te metiste en el capullo, donde se dará la metamorfosis que te permitirá transformar por completo el mobiliario interior, eliminando la carcoma y los muebles inservibles.

Cuando las decisiones que tomas pueden repercutir en otras personas, tu responsabilidad incrementa. Necesitas fortalecer tu habilidad de discernir para responder adecuadamente, es decir la response-habilidad. Esta habilidad brota de un corazón calmado, una mente serena y un intelecto claro. Se fortalece con valentía, confianza y determinación. Practicar la meditación da sosiego al corazón y serenidad a tu mente. Cuando meditas incrementan tu claridad y tu confianza. Tu discernimiento se amplia, se agudiza, ves más y mejor.

 

Podéis leer el artículo completo en el segundo número de nuestra revista digital gratuita, haciendo clic aquí.

Por Miriam Subirana (conferenciante internacional, coach, escritora y artista), será nuestra próxima conferenciante el jueves 3 de Julio a las 19:30h en Caixa Forum Madrid.

Mindfulness para romper la inercia

Mindfulness para romper la inercia

Mindfulness para romper la inercia En física, la inercia es la propiedad que tienen los cuerpos de permanecer en su estado de reposo o movimiento, o la resistencia a modificar ese estado. Como consecuencia, un cuerpo conserva su estado si no hay una fuerza actuando sobre él.

Así caminamos por la vida, por inercia. Andamos por la calle con el piloto automático. Nos despertamos, nos duchamos, cogemos el metro, llegamos a la oficina, trabajamos durante 8 horas o más y tomamos al metro para llegar a casa. Al día siguiente, vuelta a empezar. En casi todo ese tiempo apenas hemos sido plenamente conscientes de cada una de nuestras acciones, del presente. Repetimos los mismos hábitos, anclados en una rutina. A veces la ciudad recuerda a multitudes de ‘zombis’ que vagan por las calles desplazándose por inercia, absortos y concentrados en miles de pensamientos sobre el pasado y el futuro. Acostumbramos a darle vueltas y vueltas a cavilaciones negativas sobre aquellas cosas que nos han pasado o que vendrán.

«Cuando cavilamos mucho sobre lo que no funciona, nos agotamos mental y emocionalmente, acumulamos malestar y no podemos decidir con claridad», afirma Miriam Subirana en su artículo «Gestionar el sufrimiento«. Efectivamente, ¿quién no se ha sentido agotado mentalmente y con dolor de cabeza tras recaer mil veces en el mismo asunto? Estos conflictos nos atrapan y nos impiden disfrutar del momento presente en el que nos encontramos. En ocasiones, aunque estemos en la playa más paradisiaca, frente al mar y descansando en vacaciones, no somos capaces de desconectar. Esas preocupaciones que merodean por nuestro interior nos ponen una venda en los ojos que nos impide sentir la brisa marina y calentarnos al sol, sensaciones únicas que se desvanecen por culpa del sufrimiento.

Alcanzar la mente plena o el Mindfulness es la solución para aprovechar nuestro tiempo al máximo. Es totalmente necesario sincronizar mente y cuerpo y abrazar el momento presente. Cuanto más percibamos ese sentimiento más vivos nos sentiremos y nuestra vida será de mayor calidad. Además, romperemos esos bloqueos que nos impiden pensar con claridad y tomar las decisiones acertadas y rápidas. La creatividad fluirá mil veces mejor si nos deshacemos de esas ataduras que construyen muros en nuestra cabeza. Desactivemos el piloto automático, rompamos la inercia, apliquemos una nueva fuerza y tomemos el timón.

 

Por Olmo Rodríguez

@olmorm