poder-lideres-introvertidos-ideas-imprescindibles-2

El poder de los líderes introvertidos

poder-lideres-introvertidos-ideas-imprescindibles

¿Hemos idealizado a los líderes carismáticos? ¿Nos hemos equivocado al considerar la extroversión un rasgo inherente al liderazgo? A pesar de que siempre se han considerado a las personas locuaces, dominantes y simpáticas las más adecuadas para ocupar los puestos directivos, recientes investigaciones parecen desmentir esta teoría. Existen grandes personalidades, como Bill Gates, Mark Zuckerberg, Warren Buffet o Amancio Ortega, cuya introversión e incluso timidez nunca ha parecido ser un obstáculo en sus flamantes carreras.

Una investigación realizada por Francesca Gino, profesora de la Harvard Business School, demuestra que los líderes introvertidos suelen ser más innovadores, creativos y eficientes. Además, según este estudio, los líderes introvertidos se muestran más receptivos a las sugerencias, escuchan con más atención y saben aprovechar mejor las cualidades de sus equipos. Debido a su propensión a escuchar a los demás y a su falta de interés en mostrarse dominantes, los líderes introvertidos se muestran más receptivos a las ideas ajenas y promueven la proactividad y el trabajo en equipo.

Otra investigación realizada por el psicólogo social Adam Grant, profesor de la Universidad de Pennsylvania, desmonta también otro mito: los mejores vendedores no son las personas más extrovertidas. Según su estudio, los introvertidos alcanzan las mismas cifras de ventas que los extrovertidos.

Jennifer Kahnweiler, autora de libros como “El líder introvertido” e “Influencia silenciosa”, asegura que los introvertidos desarrollan mejor sus habilidades directivas cuanto más se centran en aprovechar sus puntos fuertes naturales y menos se preocupan por parecer extrovertidos.

Para Kahnweiler “influir en los demás no radica en obligar a otras personas a ver las cosas como nosotros las vemos, sino en aprender de otros y negociar una solución compartida”. Este enfoque requiere humildad, empatía y perseverancia. Las personas que centran su energía es ser el centro de atención e intentan imponer siempre su voluntad, se pierden la oportunidad de escuchar, aprender y reflexionar, y su capacidad de influencia pierde valor.  Según Kahnweiler  “los líderes introvertidos buscan profundidad sobre la amplitud. Les gusta profundizar, ahondan en temas e ideas, se sienten atraídos por conversaciones significativas, y saben cómo hacer buenas preguntas y escuchar las respuestas”.

Además a los líderes introvertidos no les asusta estar solos – una situación indispensable para la reflexión – mantienen la calma y no son conformistas.

No cabe duda de que es la hora de los introvertidos.